C/Cartagena nº129 28002-MADRID Tel. 915644294

viernes, 7 de junio de 2013

5 consejos para tener una reunión con los padres de tus alumnos




1. APROXÍMATE A LAS FAMILIAS "EN POSITIVO"


Los padres y las madres no son "el enemigo": la mayoría quieren colaborar contigo y ver a su hija/o tener éxito en sus estudios. Las familias son el gran aliado en tu trabajo con las y los estudiantes; no adoptes prejuicios antes de tiempo, hasta que tu trato con ellas no sea tan cercano como, de hecho, es necesario.


2. PREPÁRATE, PREPÁRATE Y PREPÁRATE


¿Cuál es tu objetivo en lo que respecta a los padres y las madres? ¿Qué quieres comunicar? ¿Qué resultados te gustaría obtener? Por ejemplo, en una reunión puedes tratar los avances que ha hecho una alumna en la escritura y en qué aspectos podrían mejorarse más, escuchando la perspectiva de sus tutores/as legales.No te olvides de preparar los materiales: notas, exámenes, muestras de su trabajo... Piensa en qué quieres compartir concretamente. No te limites a sentarte con la familia y abrir una carpeta enorme llena de trabajos. 


3. ORIÉNTATE HACIA LA SOLUCIÓN


Hay que ser específica/o para guiar el cambio. Por ejemplo, "Pablo se distrae mucho últimamente" es una declaración inútil: ¿qué debe hacer la familia con semejante información? La clave es dar información que responda a "¿Cómo pueden ayudar a su hijo o hija, o al profesor/a?". Obviamente, si pedimos apoyo a las familias debemos pedir algo que esté dentro de su esfera de influencia. Sería más adecuado decir: "Estoy algo preocupado/a porque Pablo se distrae con frecuencia cuando trabaja solo; estoy haciendo ___ para ayudarle. ¿Ven ustedes ese comportamiento en casa? ¿Qué podría hacer?" Todos los comportamientos cambian en las condiciones adecuadas.


4. APROVECHA ESTA OPORTUNIDAD PARA APRENDER


¿Qué se puede pedir a las familias? ¿Qué quieres saber? Si es la primera vez que desempeñas la tutoría es una gran oportunidad de aprendizaje y desarrollo profesional; además, es una gran oportunidad para conocer las percepciones familiares acerca de la experiencia escolar, y de concretar cada caso particular. Si quieres conocer más a tus alumnas y alumnos, pregunta a su familia.


5. DEMUESTRA QUE TE IMPORTA


Las reuniones con el tutor o la tutora de los hijos e hijas pueden ser terroríficas o maravillosas: ¿te preocupa tu alumnado como seres humanos que son y como estudiantes, que también son? ¿Muestras tus sentimientos con claridad? ¿Te preocupas por el desarrollo íntegro de los chicos y chicas a los que tutorizas? No des críticas ni halagos vacíos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario