C/Cartagena nº129 28002-MADRID Tel. 915644294

miércoles, 8 de agosto de 2012

REDES SOCIALES (III)



CARACTERISTICAS DE LAS REDES SOCIALES

Boyd y Ellison (2007) caracterizan los SRS como un servicio basado en Internet que permite a los individuos:

  1. 1. Construir un perfil público o semi-público dentro de un sistema delimitado.
  2. 2. Articular una lista de otros usuarios con los que comparten una conexión.
  3. 3. Ver y recorrer su lista de conexiones y de las hechas por otros dentro del sistema.

La naturaleza y la nomenclatura de estas conexiones pueden variar de un sitio a otro.
Los SRS permiten a los usuarios hacer públicos sus propias redes de contactos, ya sean personales o profesionales. También poder visualizar intereses y contactar con otros usuarios a través de objetos digitales tales como fotos, etiquetas de contenido, vídeos o agregación de servicios externos a la propia red. Su facilidad de uso es una de las características que ha determinado su popularidad; también las utilidades para crear grupos y poder colaborar, reunirse virtualmente u organizar actividades entre personas que tengan intereses similares. 

Ver vídeo de Commoncraft sobre redes sociales
  
Nodos y lazos son las entidades primarias que permiten mapear una red social. El lenguaje descriptivo de la teoría de grafos sirve como base para la notación en la identificación topológica de una red, representada como un conjunto de nodos (también denominados puntos o vértices)  que son sus actores, unidos por líneas que representan las relaciones que les unen. Los nodos en una red (por lo general, una persona, pero también grupos) pueden ser fuertes o débiles, al igual que los vínculos, dependiendo de las interacciones con otros nodos, del tipo de relación y de los grados de separación entre nodos. 
  
Las nuevas redes sociales virtuales fomentan el desarrollo de redes distribuidas, en las que los nodos se conectan entre sí sin que tengan que pasar necesariamente por uno o varios centros, desapareciendo así la división centro/periferia y el poder de filtro sobre la información que fluye por la red. La forma de una red social condiciona la utilidad de la red para los individuos que la forman. Las redes pequeñas, de lazos estrechos, pueden ser menos útiles para sus miembros que redes con muchas conexiones débiles a personas de fuera de la red. Redes más abiertas, con muchos lazos débiles y conexiones sociales son más adecuadas para introducir nuevas ideas y oportunidades a sus miembros que las muy cerradas y con muchos lazos redudantes.

Se asume hoy que los más productivo para el individuo es tener conexiones a varias redes sociales, más que tener muchas conexiones en una sola red. Es lo que se ha denominado "la fuerza de los lazos débiles", que cuando son numerosos generan mayor información y posibilidades de innovación. De igual forma, los individuos pueden influir o actuar como "brokers de conocimiento", gestionando el flujo de información y enlazando redes que no están directamente vinculadas (relleno de huecos estructurales).
  
Las redes sociales proporcionan acceso a una diversidad de procesos comunicativos y de participación social, y es también a través de ellas que podemos –igualmente en distintos grados y formas– acceder a información y ejercer influencia no sólo entre personas cercanas sino en el conjunto de la red. El alto grado de interacción entre participantes en redes sociales es una de sus características fundamentales, que permite relacionar su potencial actividad con las teorías sociales de aprendizaje que desde Bandura y J. S. Brown han ido dando forma al aprendizaje social. VER VIDEO

No hay comentarios:

Publicar un comentario