C/Cartagena nº129 28002-MADRID Tel. 915644294

jueves, 15 de marzo de 2012

La FP dual reducirá el numero de profesores de formación profesional??


Diversas Comunidades Autónomas ofrecerán este próximo curso un modelo de formación dual, en el que los alumnos combinan un aprendizaje teórico en el aula con formación en los lugares de trabajo. Con esta fórmula, aproximadamente un tercio de la formación se realiza en el instituto, mientras los dos tercios restantes se ofrece en las empresas.

Este modelo, que otros países de nuestro entorno como Alemania llevan tiempo desarrollando, permite aumentar la empleabilidad de los jóvenes, ya sea en la empresa en la que han desarrollado sus prácticas como en otras del sector.

En Madrid se está llevando a cabo este curso un proyecto piloto de FP dual, que espera mejorar las cifras del alto paro juvenil que sufre la región. Hay que tener en cuenta que en España la tasa de desempleo juvenil es de un 45%, frente al 7,7% que tiene Alemania.

Para ello, la Comunidad de Madrid cuenta con la colaboración de seis grandes compañías: Iberia, Cassidian y Siwftair, en el sector aeronáutico, y Microsoft, HP y ZED en la informática.

Recientemente, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, visitó Munich (Alemania) para recibir información acerca del funcionamiento del modelo de FP dual. La beca-salario que reciben los alumnos es de 340 euros al mes.

Por su parte, la Comunidad Valenciana también se encuentra dispuesta a la introducción del modelo alemán. El sistema se ha implantado a través del módulo de Formación en Centros de Trabajo y potencia la contratación indefinida a tiempo parcial para mayores de 18 años a través de ayudas a las empresas que se acojan a recibir a los jóvenes. Estas ayudas que se otorgarán ascienden a casi 500.000 euros.

Con esta medida se pretende beneficiar a los jóvenes valencianos, cuya presencia en la FP es superior en 20.000 alumnos respecto a quienes se han matriculado en Bachillerato.

RESUMEN Y CONCLUSIONES

1. El plan piloto de la FP dual estará este curso y el que viene. Después, se implantará dicha formación profesional en todo el estado.
2. El alumno pasará a estar al menos 2/3 en la empresa y sólo 1/3 en el centro (se habla de 4 días en empresa y 1 en el centro). Será la empresa la que lleve la voz cantante en el programa formativo
3. La oferta de plazas no tendrá regulación estatal ni de las comunidades, sino que serán las propias empresas las que a través de sus necesidades establecerán dicha oferta. Es decir, el mercado laboral establecerá el número de plazas. Habrá ciclos con poca oferta laboral (Laboratorio de Diagnóstico Clínico, Imagen y Sonido, Anatomía patológica...) que desaparecerán sin más porque a ninguna empresa le interesará ofertar 100 - 200 plazas al año. (Pero son ciclos, como los de Imagen y Sonido que tienen muchisima demanda por parte de los alumnos)

CONCLUSIONES QUE SE PUEDEN SACAR:

1. Sobrarán muchos profesores ¿Qué van a hacer con ellos?. Quizá "reciclarlos" para la formación continua, la formación a desempleados, la orientación en los programas de cualificación... Ahora que ya somos Consejería de Educación y Empleo (todo junto, y que por cierto, han cambiado todos los carteles de los edificios oficiales, oficinas de desempleo,... un gasto seguramente muy útil social mente).
2. ¿Qué ocurrirá con los alumnos que quieran cursar una formación para la que las empresas consideren que no hay demanda?. ¿Qué ocurrirá si hay 100 alumnos para 10 plazas?.Esta claro: quedarse sin plaza. Pero yo me pregunto algo más. ¿qué pasará con profesiones que social mente nos interese promover pero que no resultan interesantes a las empresas, como las vinculadas al sector sociosanitario o socieducativo. ¿Cómo se van a impulsar nuevas actividades como las relacionadas con los ciclos de energía y agua, si para que existan las empresas se necesitan profesionales y los profesionales no cuentan con empresas para formarse?
3. ¿Qué pasará con los programas formativos?. ¿Y si una empresa de informática (por ejemplo) sólo se preocupa de enseñar a sus alumnos un determinado lenguaje de programación y ninguno más. ¿No van a salir los alumnos peor preparados?. Y a quién le preocupa eso. La capacidad de adaptarse a nuevos entornos productivos, la polivalencia en el puesto de trabajo, el conocimiento de cuestiones organizativas le interesa al trabajador/a, que necesita capacidades para mantenerse en el mundo laboral toda su vida. a la empresa, con cubrir la necesidad puntual le sirve, que ya le sustituirá por otro.
4. Todo trabajo conlleva un riesgo y una responsabilidad, pero hay algunos más "sensibles" a este respecto. ¿Cómo van a gestionar algunas empresas (por ejemplo los hospitales) que de repente les lleguen 40 alumnos que no tienen ni idea a trabajar-aprender en los laboratorios de diagnóstico, servicios de rayos, farmacia hospitalaria...Porque esos alumnos son de formación profesional, y hasta ahora, llegaban con una formación base (tanto en teoría como en práctica) para poder comenzar sus prácticas....
5. ¿Qué pasará con los empleados de las empresas?. ¿No correrá riesgos su puesto de trabajo ante mano de obra tan barata como van a ser los estudiantes?.
6. Y muchas más... Por ejemplo, que el alumno/a se acostumbra a estar en el entorno laboral pero a estar con una relación subordinada y sin derechos. ¿Cómo se regularán aspectos como la salud laboral? ¿Cómo se les protegerá de abusos y situaciones de acoso, que sufren precisamente los trabajadores/as más desprotegidos? ¿Qué efectos tendrá el que trabajadores sin la protección de la negociación colectiva estén junto a otros que ya sí tienen unas condiciones reguladas? ¿Cómo podrá intervenir la RLT para conocer estas situaciones? En definitiva, que más que una formación profesional es una formación de los trabajadores en la precariedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario