C/Cartagena nº129 28002-MADRID Tel. 915644294

jueves, 10 de noviembre de 2011

Nos puede pasar...


Cuando comenzamos en la docencia nos encontramos con casos de todo tipo, pero uno de los casos más frecuentes que nos podemos encontrar, sobre todo si somos profesores de primaria, es diagnosticar a un niño "superdotado". Alguna de las características que podemos observar en este tipo de niños son que  tienen un lenguaje muy fluido para sus años, son muy sensibles, aprenden a leer a una edad muy temprana, son enérgicos y activos. Estas y otras muchas características confluyen, en general, en gran parte del alumnado con altas capacidades. Su detección por parte de las familias o del profesorado forma parte del proceso inicial de identificación del niño superdotado, junto con la posterior evaluación psicopedagógica, pero no es suficiente. 


Con frecuencia, los niños con altas capacidades reúnen una serie de características. Las familias y los docentes, mediante la observación, pueden detectar estas particularidades en los alumnos, como un primer paso antes de la identificación y diagnóstico que realicen los especialistas. Una buena forma de empezar es responder a los cuestionarios orientativos para la detección de niños con alta capacidad (para 3-4, 5-8 y 9-14 años) de la Sociedad Española para el Estudio de la Superdotación (SEES). Hay que tener siempre en cuenta que estos instrumentos son de tipo cualitativo y no pueden utilizarse como diagnóstico.
  • Tienen un alto nivel de expresión y comprensión verbal.
  • Emplean un amplio vocabulario muy rico en terminología.
  • Tienen facilidad para relacionar conceptos y seguir instrucciones complejas.
  • Aprenden a leer de forma precoz y, en muchos casos, sin ayuda.
  • Sorprenden por su capacidad para resolver problemas por caminos diferentes a los habituales.
  • Son creativos e imaginativos y les divierten los juegos complicados.
  • Son muy observadores y perceptivos y se orientan con mucha facilidad.
  • Son muy perfeccionistas y críticos consigo mismos y con los demás.
  • Tienen una gran capacidad de concentración y son muy perseverantes cuando realizan algo.
  • Son muy sensibles y necesitan apoyo emocional.
  • Se caracterizan por su gran sentido del humor.
  • Se interesan por temas y cuestiones que hacen referencia al sentido de la vida y la muerte, el bien y el mal, la justicia y la injusticia.
  • Prefieren la compañía de personas mayores.
  • Son enérgicos y activos y se muestran impacientes con la lentitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario